El “show” de Hipólito Mejía con Jatnna Tavárez

.
Por Miguel Espaillat Grullón.
ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- Si mal no recuerdo, fue en la noche del sábado 13 de mayo en curso que Jatnna Tavárez entrevistó en su programa “Con Jatnna” al expresidente y aspirante eterno a lo mismo señor Rafael Hipólito Mejía Domínguez.

El “introito” de esa presentación de Jatnna a Hipólito lo hizo con las palabras siguientes: “Esta entrevista tenemos que aprovecharla de principio a fin.  Es un gran empresario de la República Dominicana; un hombre muy cercano; uno de los grandes conocedores de la idiosincrasia de nuestro país, dedicado toda su vida a servir a los demás, por eso se granjeó la simpatía de todo del pueblo dominicano y asumió con responsabilidad, el ser presidente de la República Dominicana…a nuestros estudios en esta noche. Llegó papá, don Hipólito Mejía“.

Miguel Espaillat Grullón
Los que saben de comunicación, de inmediato se dieron cuenta, que esta entrevista siguió las directrices de un riguroso libreto que buscaba manipular a un pueblo bueno, pero impresionable.

En esta ocasión la entrevistadora cometió la grave falta de no asumir el rol de la imparcialidad que debe primar en un comunicador, cuando de promover a un político se trata, claro, si este comunicador está interesado en lo mejor para su país. Jatnna pecó de parcial al decirnos que su entrevistado ha dedicado  toda su vida a servir a los demás y que asumió con responsabilidad el ser presidente de la República Dominicana.

Pero además, la revelación de su relación cercana, intima, con el entrevistado y su familia, nos lleva a encontrar las razones del porqué ella (Jatnna), nos quiere vender a este nefasto expresidente de la República, como la mejor opción presidencial para el 2020 que tiene el pueblo dominicano.

A este engaño, a esta perversa manipulación, hay que salirle al frente, pues no es posible que a estas alturas del juego unos comunicadores en aras de sus intereses nos quieran meter por los ojos los peores candidatos como las mejores opciones de cara al 2020, tal como también lo están haciendo otros periodistas al servicio de Leonel Fernández y Danilo Medina.

Carolina Mejía y Jatnna Tavárez. 
En esa entrevista, dio pena la presencia de los hijos de Mejía apoyando a su padre en esa aventura, que le traerá desventuras a ellos, a la nación y al PRM.  No es honesto ni juicioso de parte de ellos y de Mejía, presentarse con ese cuadro familiar vendiéndose como el mejor papá del mundo, como el abuelo consentidor, apelando a esas imágenes, para con hipocresía manipular sentimientos y llegar al corazón de los simples, que ingenuos, se dejan engatusar por los más avivatos de la fauna política, en lo que además, por la falta de sagacidad y de intelecto, una mayoría alienada no puede descubrir las verdaderas intenciones solapadas en entrevistas como estas, ni refutarlas, señalando, que los grandes dictadores, que los grandes capos, que los grandes mafiosos, son quienes más aman y protegen a sus familias.  Pablo Escobar Gaviria, Al Capone, Toto Riina, Mussolini, Hitler, Videla, Stalin, los zares rusos y Trujillo entre miles y miles más, son ejemplos típicos de esta saga de psicópatas.  El criminal de Trujillo tenía un amor enfermizo por sus hijos y nietos.

¿A cuáles intereses responde Hipólito, para que Jatnna en un ejercicio de prestidigitación retórica, nos quiera vender la idea de que ese expresidente se ha dedicado toda su vida a servir a los demás y que asumió con responsabilidad, el ser presidente de la República Dominicana?.

Hipólito, como los capos y tiranos aludidos, reconocemos que ha sido buen padre y excelente abuelo, pero para nuestro pueblo, no lo ha sido.  Esa tesis que atribuye bondades infinitas a Mejía como gobernante para con nuestro pueblo, se cae con solo traer al tapete el mal manejo que él le dio a la quiebra del Baninter, arrojando sobre los más desposeídos la solución de aquella quiebra, originada por la corrupción, de la cual, Hipólito fue parte junto al terrible Pepe Goico.

En cuanto al discurso de Mejía: “quiero llegar al poder para combatir la corrupción y ponerle fin a la impunidad”; no entiendo como un amigo y protector declarado de los corruptos pueda hacer semejante trabajo.  A Mejía, a Jatnna, a mis lectores y hasta a los hijos de Mejía, les cedo la palabra para que respondan esta inquietud mía y de muchos.

Además, también quiero saber cómo un comerciante, (tal como lo presentó Jatnna), y por demás neoliberal (modelo económico, que hace más rico a los ricos y más pobres a los pobres, pero que también socializa las perdidas y privatiza las ganancias, tal como se hizo el manejo de la quiebra de Baninter), pueda hacerle frente a sus amigos comerciantes neoliberales (al igual que él,  Pepín Corripio, los Vicini, sus amigos banqueros y empresarios beneficiados con grandes exenciones fiscales y arancelarias y con enormes subsidios), para de repente, contra sus propios intereses comerciales, y contra los de sus amigos ya aludidos, se disponga a  realizar un gobierno no neoliberal, que contemple un “proyecto duartiano de nación”, que de una vez y por todas, favorezca a nuestro pueblo.   ¿Quién entiende estas contradicciones?

¿Y qué decir de sus acciones?   ¿Acaso, como ya he referido en varias ocasiones, modificar la Carta Magna para pretender reelegirse, sobornando a decenas de legisladores con dinero sustraído del Estado, no es corrupción con categoría de robo?  ¿Tiene calidad moral para combatir la corrupción, quien siendo presidente de la República nombró a varios narcotraficantes como ayudantes civiles de la presidencia, en lo que además empoderó a uno de esa saga maldita con el rango de capitán y jefe de su campaña política en una provincia, a sabiendas de que era un capo?  ¿Puede combatir la corrupción, quien haya advertido que no llevará a la justicia a los ladrones del erario, si son sus amigos con categoría de canchanchanes?.

¿Puede ser un abanderado contra la corrupción, quien siendo presidente protegió a sus funcionarios denunciados como ladrones, tal como sucedió en su gobierno, con un director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI)?  ¿Es coherente pensar que combatirá la corrupción un presidente que apoya, empodera y hasta le toma cariño a un coronel con varios expedientes de estafador por los cuales ya había sido juzgado y sentenciado en la justicia?

Esta lista sería interminable, si trajésemos a colación que Hipólito a la vista de todos hizo una mansión en Jarabacoa con recursos del Estado, que mandó soldados a Irak, que en su gobierno permitió que en Monte Cristi y Samaná se depositara desechos tóxicos traídos de otros países para dañar al nuestro, que nunca ha participado en las luchas reivindicativas de nuestra clase trabajadora, que nunca se ha pronunciado contra el infame contrato de la Barrick Gold y otros; que nunca ha defendido su país contra las privatizaciones; que habla de progreso y reivindicaciones sociales, proponiendo en son de burla “boroneo, dar migajas a los de abajo”.

Hablo del mismo Hipólito Mejía, que hace el ridículo de bailar dembó con una joven que puede ser su nieta, pero que ahora justifica su no asistencia a las marchas verdes, porque (según él), eso no cuadra con la dignidad de su alta investidura de expresidente de la República.

Estas contradicciones merecen una explicación de parte de Jatnna.  Al respecto, que ella nos edifique y aclare, el por qué, pese a lo expuesto anteriormente acerca de Mejía, este expresidente (según ella) es la mejor opción electoral de los dominicanos para el 2020, cuando es evidente que no es así, y que más bien esa candidatura está resultando en un factor de división en el PRM, lo que viene a crear las condiciones para que el PLD continúe en el poder.

¿Por qué mejor no orientar a nuestro empobrecido pueblo para que tome el camino que lo conduzca a salir de la caótica crisis social, política, económica, moral y ecológica en que está? ¿Por qué Jatnna se inclina por el caos que representa Hipólito?

Sinceramente, no veo haciendo ese papel de apologistas de una candidatura de Mejía a comunicadoras como Altagracia Salazar, Edith Febles y Sara Pérez entre otras; y pienso, que si la hermanas Mirabal y Aniana Vargas estuvieran vivas, no se prestarían para semejante auspicio. ¡Qué pena, que Jatnna en vez de usar “llegó papá”, no use llegó “papá Liborio” o “llegó papá Bocó” (no por Bocó, sino por bocón), como también “llegó papá cocote” por aquello de estar “haciendo cocote” con querer volver nueva vez a ser presidente de manera obsesiva y con acciones repugnantes.

Hago esta petición porque no quiero encasillar a Jatnna Tavárez en ese sector de la clase media (que según Rosario Espinal) aunque no profese seguir con devoción a los caudillos, depende en cierta medida de empleos y contratos en el Estado. Ante este criterio, a Jatnna Tavarez, más que a nadie debiera interesarle aclarar este asunto, puesto que ella en esa entrevista a Hipólito, ha revelado ser una amiga íntima del clan Mejía, por lo cual, su interés para que Mejía vuelva al poder, se puede interpretar, porque ella sería favorecida en grande, de Mejía llegar nueva vez al poder.

Pero también, ese deseo de Jatnna Tavarez, de que Mejía vuelva al poder, puede explicarse a través del concepto que Juan Bosch nos dejó de la “clase media” a la cual ella pertenece.  Al respecto Bosch escribió: “con las excepciones lógicas, comerciantes, profesionales, militares, sacerdotes, periodistas, hombres y mujeres, carecen de dignidad patriótica porque les falta ese ingrediente estabilizador y creador que se llama amor; amor a lo suyo, amor a su tierra, a su historia, a su destino. En esta última palabra (su destino), se halla la clave de su actitud: la clase media dominicana que vive sin un presente estable, no tiene fe en su destino, no creé en él, y por lo tanto, su vida como grupo social no tiene finalidad. Vive perdida en un mar de tribulaciones. Como consecuencia de esa actitud (continua Bosch), los dominicanos medios, no han establecido una escala de valores morales; no tienen lealtad a nada, ni a un amigo, ni a un partido, ni a un principio, ni a una idea ni a un gobierno. El único valor importante es el dinero, porque con él pueden vivir en el nivel que les pertenece desde el punto de vista social y cultural; y para ganar dinero se desconocen todas las lealtades” (especialmente la debida a la patria, digo yo, M.E.)

Conclusión
Toca a Jatnna Tavárez darnos una explicación del por qué su interés en que Hipólito Mejía gane la presidencia 2020-2024, pese a que está harto demostrado que sería más de lo mismo, tal como lo serían Leonel Fernández, Danilo Medina, Miguel Vargas, Reinaldo Pared Pérez, Francisco Javier García, Franklin Almeyda, Felucho Jiménez, Temistocles Montas, y otros, como Rafael Suberví, Amable Aristy Castro, Andrés Vanderhorst, Elías Wessin Chávez, Miguel Soto Jiménez, Radhames Zorrilla Ozuna, Ito Bisonó, Quique Antún, y otros de semejante tupé).


Pero también, Jatnna debe demostrar que su interés por que Hipólito gane la presidencia 2020-2024 (en su caso personal), no tiene nada que ver con la explicación que da Rosario Espinal y Juan Bosch sobre el comportamiento de la clase media dominicana, a la que ella pertenece.

El autor es escritor; reside en Nueva York.

0 comentarios:

Spot IMCA

Buscar este blog

El apoyo de los "patriotas" a Leonel no frena protestas populares contra la corrupción

Souvenir para decoración

Souvenir para decoración
Puedes comprar tu souvenir para la decoración de bodas y cumpleaños al 829 - 707 - 8004

Manifestantes atacados en FUNGLODE

Danilo Medina prometió ser un presidente ético y moral

Sonia mateo culpa al gobierno por no salir en defensa de Leonel

Danilo Medina dijo en campaña que tenía un fuerte compromiso con la educación

LAS MAS LEÍDAS EN ATMOSFERA