Carta a Tony Isa Conde

.
Por Andrés L. Mateo.

Estimado amigo Tony:
Nuestro tiempo vive en lo impensable. En la república dominicana quienes nos dirigen están anegados en las cosas. Es poco frecuente, por lo tanto, que un funcionario público de alto nivel, como tú, se empine en un discurso ético.  Leí tu carta a los amigos de “Participación ciudadana” y recordé tantos sueños irrealizados, tantas frustraciones. 

Sobre todo, recordé a Juan Bosch, porque su concepción del papel de la ética en la práctica política dominicana es para mí la espina dorsal de su magisterio. Todas las consideraciones política que él produjo, y su práctica de vida, estaban destinadas a sustentar una manera diferente de hacer política.

Juan Bosch fue biógrafo de Eugenio María de Hostos, y el destino los ha unido en la desgarrante  realidad  de ser un pensamiento ideal que se matrimonia con una práctica que lo niega. Desde la plataforma de la moral social que Hostos pregonó en el país, sus encontronazos con la sórdida actividad política y el partidarismo, no sólo son memorables desde el punto de vista de las ideas que propone como sistema de regeneración ´posible de lo  social, sino que alcanzó la estatura de un martirologio el combate inútil del maestro, a quien se ve partir hacia Chile, despavorido frente a las atrocidades de la dictadura de Ulises Heureaux.

Pero Hostos no tuvo un partido. Juan Bosch, en cambio, que vive casi la misma decepción de la historia,  sí tuvo un partido labrado con destreza de filigrana, y cuidadosamente volcado sobre sí mismo. Se gastó una papelería asombrosa teorizando respecto de la construcción del partido, en un esfuerzo intelectual sin precedentes en la historia  política dominicana, y si algo queda claro releyendo ahora el legajo de sus memorias es que su pretensión esencial era darle una base ética a la práctica política en nuestro país. Y además de configurar un eje transversal de la ética, toda la moraleja de sus propuestas arribaba al gozoso escenario de ser un  proyecto social.

Y es en este punto, amigo Tony, en el cual tu carta me resulta asombrosa; porque cómo sacrificar en el altar del danilismo “la experiencia de tantos años de lucha”, como si el danilismo fuera una idea, un pensamiento, y no una práctica brutalmente clientelar y corrupta, antítesis natural de lo que el bochismo significó.

El danilismo no es una idea, un pensamiento; antes al contrario, después de la muerte de Trujillo no se conocía un régimen que fuera tan claramente una transferencia del dominio político al dominio económico; un gobierno de rentistas, cuyo único fin es la acumulación de capital.  No hay nada más alejado a un pensamiento que Danilo Medina, lo digo con sinceridad; porque su vida responde a la pragmática del poder, sin ningún escrúpulo, sin ningún ideal.

Él es como decía Jorge Luis Borges hablando de lo que le ocurrió al Conde Ugolino en el poema del Dante: “Dante no quiere que lo pensemos, pero sí que lo sospechemos”. Danilo no cabe en un pensamiento ideal, cabe más bien en una sospecha.

Es por ello, amigo Tony, que tu enojo con  “Participación ciudadana” me parece más bien la reversa de un político pragmático que dijo lo que dijo y luego se percató del daño que le pudo haber hecho a su causa; y no la queja de un exrevolucionario que pelea todavía en el territorio de la idealidad. Y mucho menos encarna una “defensa de la pureza de los verdes”.


No hay sinceridad en ese “desvelo”. Con lo que significa el danilismo de ceguera y finalmente de servidumbre pragmática es casi imposible que así sea. Alguien que vivió el sarpullido revolucionario con tantos ímpetus, siempre le queda algo de esa lucidez rebelde que lo consumía. El verdadero es el otro, el negado.

0 comentarios:

Spot IMCA

Buscar este blog

El apoyo de los "patriotas" a Leonel no frena protestas populares contra la corrupción

Souvenir para decoración

Souvenir para decoración
Puedes comprar tu souvenir para la decoración de bodas y cumpleaños al 829 - 707 - 8004

Manifestantes atacados en FUNGLODE

Danilo Medina prometió ser un presidente ético y moral

Sonia mateo culpa al gobierno por no salir en defensa de Leonel

Danilo Medina dijo en campaña que tenía un fuerte compromiso con la educación

LAS MAS LEÍDAS EN ATMOSFERA