Voces y ecos: La ruta de las yolas

.
Por Rafael Peralta Romero.
ATMÓSFERA DIGITAL, SANTO DOMINGO.- La Historia es ciencia tan abarcadora que arrastra en su cauce un torrente de ciencias auxiliares, cada una de las cuales toca un aspecto concreto de la actividad humana, es decir actos que realiza el hombre en sus  funciones de relación.

Si la cronología de sucesos de aparente trivialidad no fuera  considerada  una  disciplina auxiliar de la historia, procede revisar  esa situación, particularmente el punto de mira de que se parte.

Los hechos pequeños a menudo se  suceden en cadena y entonces se tornan más complejos de lo previsto y merecen, en consecuencia, una ponderación más precisa  y detenida por parte de quienes se ocupan, por oficio,  de  llevar  cuentas de las acciones  del ser humano en su cotidiano discurrir.

Leonardo Mauricio Amparo, con paciencia de orfebre,  ha prestado ojos y oídos a un hecho que a fuerza de repetición se ha  constituido en  un fenómeno social del que no puede ser indiferente ningún dominicano  de estos tiempos. Su libro “Rumbo al Este: ruta de las yolas” encierra la  tormentosa crónica de los viajes  en yola hacia Puerto Rico.

Ya está  impresa la primera parte de una saga que el autor tiene concebida  porque ha sido “objeto de la experiencia sensible” y que le ha merecido muchas horas de trabajo para tornar  sus apuntes y elucubraciones  en un producto intelectual de valía y vocación de trascendencia.

He hablado de elucubraciones. Usted  podrá preguntarse, y hasta afirmarlo,  si esto no menoscaba el mérito de una obra  de carácter histórico. Si alguien  opinara  que  el tratamiento de la historia  no precisa de recursos imaginativos ni de juegos literarios,   está construyendo sobre roca  su concepción. Y ésta resistirá el furor de los vientos.

Historia novelada, incluso fantaseada, es la envoltura  en que presenta Mauricio los hechos  como se originaron los primeros viajes en yola desde Miches,  municipio  al Este de la isla,  donde nació y se crió el autor. No se trata solamente de   trabajo de un observador con miras de cientista social, sino de una obra testimonial.

Es un cronista de lo pequeño, a partir de estos acontecimientos de los que no se ocupa la historiografía académica. Sin embargo, son   piedras importantes          –quise decir piedras angulares- para construir la historia de la República Dominicana.

La historia de los pueblos es ante todo la historia de la lucha por la subsistencia. No sé si con esta afirmación estoy plagiando a Marx y Engels,   quienes han escrito  que “la historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases”. El afán por la sobrevivencia originó  los viajes en yola, desde la costa de Miches, hacia Puerto Rico.
Las emigraciones hacia Puerto Rico en yolas constituyen un indicador muy exacto del nivel de desarrollo de nuestra sociedad. Espero que nadie dude de la incidencia que han ejercido en la economía dominicana, con la consecuente promoción social y acceso a bienes de consumo que antes fueron prohibidos para un segmento poblacional que se ha beneficiado de los viajes.

De todo el país ha llegado gente a Miches para abordar una yola, rumbo Este, y desembarcar en la costa occidental de Puerto Rico, para radicarse allí, unos; para volar al territorio continental estadounidense, otros. Todos con la ambición de progresar, cambiar de estatus y mejorar la vida de la familia.

El volumen uno del libro de Leonardo Mauricio Amparo narra, con ribetes de ficción, la organización y realización del que se considera el primer viaje ilegal, con fines migratorios hacia la vecina isla, realizado en una yola con motor fuera de borda. El autor desarrolla su relato a partir de elementos ficticios. Es así como los personajes responsables de la travesía son llamados Rey, Paicito y Mike.

Resulta fácil para muchos micheros reconocer a estos tres señores como precursores de este tipo de viajes e identificarlos por sus apodos originales: Quincón, Piche, Faelo. El autor los caracteriza así:

"Rey, Paicito y Mike, tripleta humana inquieta, indómita y dispuesta a todo, debían buscar pretexto a sus limitaciones económicas para hacer sus salidas más allá de las costas visibles, conocidas, antes, por su dedicación a la pesca diurna y nocturna... Ya no aguantaban más. Audaces, inteligentes y sin miedo, cada minuto les parecía un lustro". También el pueblo queda cubierto por las mantas de la ficción. Pero la pintura que presenta el autor no deja dudas del lugar de que se trata.

Mauricio ha caracterizado a los personajes –o personas- que intervienen en este relato, que unos escrutarán con el ojo avizor que demanda la Historia y otros disfrutarán como literatura de creación. Él no ha querido presentar una fotografía de la realidad tratada en la obra, sino que calca esa realidad para plasmar un relato dotado de gracia y plasticidad, fácil para la lectura.

"Rumbo al Este: ruta de las yolas" es el tipo de libro que se elabora con la razón y el sentimiento. Los hechos narrados aquí son conocidos por el autor, desde su adolescencia, los maduró, los procesó con las técnicas de la investigación social, y los abrillantó con un talento narrativo que calificaba para ser conocido antes. Este libro merece leerse y ponderarse porque encierra una porción fundamental de la historia social dominicana del siglo veinte. Enhorabuena.

rafaelperaltar@gmail.com

Tu fe continúa moviendo montañas.

Spot IMCA

Buscar este blog

El apoyo de los "patriotas" a Leonel no frena protestas populares contra la corrupción

Souvenir para decoración

Souvenir para decoración
Puedes comprar tu souvenir para la decoración de bodas y cumpleaños al 829 - 707 - 8004

Manifestantes atacados en FUNGLODE

Danilo Medina prometió ser un presidente ético y moral

Sonia mateo culpa al gobierno por no salir en defensa de Leonel

Danilo Medina dijo en campaña que tenía un fuerte compromiso con la educación

LAS MAS LEÍDAS EN ATMOSFERA